Internos de cárcel en EEUU no pueden leer otro libro que no sea la Biblia

"Sólo pueden leer la Biblia y enmendar su camino con las enseñanzas del libro sagrado".

Los reclusos de una prisión de Carolina del Sur, sólo pueden leer la Biblia y enmendar su camino con las enseñanzas del libro sagrado. Otro tipo de libros, como periódicos y revistas están prohibidos.

Esta disposición de las autoridades carcelarias, ha generado un gran escándalo en Estados Unidos, lo que llevó al Departamento de Justicia a iniciar acciones legales contra los responsables que tomaron la decisión de limitar el material de lectura en la prisión.

El departamento de Justicia estadounidense inició procedimientos judiciales contra el director de la prisión de Carolina del Sur, acusado de prohibir a los presos cualquier obra que no sea la Biblia.

Según la denuncia del departamento -realizada esta semana frente a un tribunal de Charleston (sudeste)-, la oficina del sheriff H. Wayne DeWitt rechaza sistemáticamente los pedidos de los presos que quieren recibir diarios, revistas o cursos por correspondencia.

Lectura de la Biblia en prisión
“El único libro, revista, periódico o publicación religiosa” que el centro de detención del condado de Berkeley autoriza “es la Biblia”, según la denuncia.

Mientras que la Biblia se ofrece a los detenidos de manera gratuita, las otras religiones no tienen derecho a gozar de ese beneficio.

Un judío que pidió la Tora y dos musulmanes que pidieron el Corán recibieron como respuesta que esas obras se las tenían que traer los miembros de su familia

Fuente: www.acontecercristiano.com

Envía tus Noticias Cristianas