Disney presenta a la primera princesa travesti

Disney está decidida a que su serie de dibujos animados ‘Star contra las fuerzas del mal’ mantenga una línea de adoctrinamiento desde los postulados LGTBI de la ideología de género.

Según ha detallado el sitio especializado Enterntaiment Weekly el personaje Marco Diaz acaba asumiendo la identidad de una princesa, con todos sus ropajes, llamada Turdina, aunque finalmente es descubierto, cuando se hace evidente que tiene pelo en el pecho.

En el mes de marzo de 2017, esta serie fue la primera de la factoría Disney que incluyó besos homosexuales siguiendo el camino ya iniciado por sus competidoras Nickelodeon o Cartoon Networks.

Ya en pleno verano, en la serie conocida en España como ‘Doctora Juguetes’ (McStuffins), Disney introdujo a dos mujeres lesbianas que conviven con dos menores, en un episodio en el que la trama principal se desarrolla sobre procesos de seguridad en caso de terremotos.

No es la única ocasión en la que Disney ha tomado decisiones parecidas. En su serie protagonizada por personajes reales ‘Andy Mack’, dirigida a niños entre los 9 y los 12 años, situó el ‘descubrimiento’ de la identidad homosexual de uno de sus protagonistas en el capítulo de estreno de su segunda temporada.

De ‘La Guerra de las Galaxias’ a Frozen

La inclusión de personajes y tramas alineados con la ideología de género por parte de Disney también ha alcanzado el espacio exterior. Con la compra de los derechos de la saga ‘Star Wars’ por parte de Disney, llega también la aparición de un personaje LGTBI.

En la última producción de la serie ‘Episodio VIII: Los últimos jedi’ aparece un personaje que le reprocha a la Princesa Leia que le explicara con normalidad su atracción por seres humanos masculinos calificando esta atracción natural como “limitante”.

Es probable que lo próximo sea una princesa Elsa abiertamente lesbiana en la secuela de ‘Frozen’ prevista para el año que viene

Frente a este nuevo intento de adoctrinamiento infantil, grupos en defensa de los derechos de los menores y de la familia natural organizaron campañas en contra de esta petición con más de 300.000 apoyos.

Mientras tanto, Disney hace caso omiso a los llamamientos para que suprima 11 millones de páginas pornográficas en las que aparecen sus personajes.

 

Envía tus Noticias Cristianas