Presidente de la Confraternidad de Pastores hace un llamado a votar en conciencia

"No se reste, salga y vaya a sufragar, nuestro país requiere acción"

Cuando se habla de ir a votar o sufragar en consciencia, no es otra cosa que usar nuestro derecho ciudadano pero hacerlo con conocimiento, informado y consciente. Un ciudadano consciente es aquel que socialmente está despierto, no está embriagado por las ofertas de campañas, ofertas que muchas veces son ilusiones, por no decir ficción de campaña política.

Un ciudadano consciente es aquel que piensa, observa y decide sobre sus convicciones y no sus emociones, un ciudadano consciente es aquel que sabe reconocer que lo que nos ofrecieron durante 30 años, mucho de aquello es la misma oferta hoy, sabe que hemos perdido 30 años de Educación Cívica, que hemos perdido 30 años de realizar profundos y radicales cambios en las pensiones de nuestros jubilados, en la calidad de la educación y digo CALIDAD de la educación, pues nos venden gratuidad como sinónimo de calidad.

Un ciudadano consciente es el que sabe distinguir entre un ofertón de campaña y la realidad. Un ciudadano consciente sabe de su responsabilidad; cada vez que alguien le compra su voto reconoce que es corrupción, un ciudadano consciente es quien reconoce que cuando es motivado por colores y doctrinas políticas partidarias, esto es sectarismo social.

Un ciudadano consciente es aquel que vota por convicciones y principios, sabe distinguir el hedor de la corrupción, conoce, se informa y sabe que un país necesita de personas respetables, honestas e integras y que estas virtudes son necesarias para quienes llegan al poder.

Un ciudadano consciente no se deja llevar por las encuestas, sabe distinguir entre un discurso y los principios de quien lo emite, sabe porque es un ciudadano informado, que entiende que su voto es una transferencia de autoridad, es endosar nuestra autoridad como ciudadanos a una o varias personas que decidan por nosotros.

Un ciudadano consciente es aquel que sabe y entiende que cada funcionario público elegido democráticamente es un servidor de la sociedad, que le entrega su confianza para que ejerza gobierno y administre la casa de todos los chilenos.

Por eso hoy hago un llamado a votar; votar en consciencia. Hago un llamado a participar de este acto democrático y republicano. Hoy es el momento para decidir, no viva reclamando derechos, ejerza su deber.

Es el día y momento para expresarnos, haciendo de este acto un tiempo de acción cívica. Mi llamado a la iglesia cristiana es a participar y expresarse según sus convicciones y valores, hacerlo consciente, despierto social, emocional y espiritualmente. Cito el consejo bíblico: “Elijan a hombres y mujeres bien respetados de cada tribu (Ciudad, región o país), conocidos por su sabiduría y entendimiento, y yo los nombraré líderes de ustedes”. (Deuteronomio 1:13 NTV) No se reste, salga y vaya a sufragar, nuestro país requiere acción

Escrito por David Paillán Coney (Ciudadano Chileno – Pastor Evangélico)

Envía tus Noticias Cristianas