Senador Girardi y el Movilh: “constituye tortura para las personas tratarlas por un sexo que no las identifica”.

Durante la discusión del proyecto de ley que busca permitir que las personas trans cambien su nombre y sexo registral en un simple trámite en el registro civil —el cual ya fue aprobado por el Senado— el senador Guido Girardi (PPD) hizo suya la postura del Movilh, asegurando que “constituye tortura para las personas tratarlas por un sexo que no las identifica”. Además, expresó que “si alguien nace con pene o vagina asumimos automáticamente que es hombre o mujer”, pero “sin preguntarnos si con ello violentamos la dignidad humana”.

En medio de la votación del proyecto de ley que “reconoce y da protección al derecho a la identidad de género”, el senador Guido Girardi (PPD) afirmó que “constituye tortura para las personas tratarlas por un sexo que no las identifica, obligándolas desde pequeños a desarrollar una vida que no es la suya, sino los deseos y proyecciones de otros”.

En esa línea, Girardi (PPD) manifestó que “si alguien nace con pene o vagina asumimos automáticamente que es hombre o mujer y comenzamos, queriéndolo o no, a dirigir su forma de vida hacia lo masculino o femenino, sin cuestionamiento, sin preguntarnos si con ello violentamos la dignidad humana”.

Una mirada reduccionista

“Pero si la persona nacida con pene verbaliza que es mujer, asumimos que es un error que debe corregirse o que el futuro podría variar. Genitalizar a la persona implica ver sus sentimientos, raciocinios y deseos solo a partir de lo que está entre las piernas. Tal mirada reduccionista provoca daños concretos, estando en el extremo los asesinatos transfóbicos”.

Asimismo, el senador PPD agregó que “si ustedes estuvieron seguros a temprana edad si eran hombres o mujeres no fue por sus genitales, fue porque así lo sintieron, así les fluyó, sin que nadie les dijera nada. La naturaleza no recibe órdenes”.

Para Girardi  se está imponiendo una “supremacía moral”

“Aquí es una cuestión de principios fundamental y base de la no discriminación: el respeto al legítimo otro. Por eso han muerto muchos, desde los tiempos de la Inquisición, que asesinó a miles en la historia; de las guerras religiosas, que asesinaron a miles; de las guerras ideológicas, como el nazismo, que asesinaron a miles. ¿Por qué lo hicieron? Lo hicieron porque había una anormalidad, una supremacía moral y valórica que defender, incluso a costa de eliminar a los distintos”, sostuvo el parlamentario.

Para Girardi (PPD) “acá se está reproduciendo exactamente lo mismo. Hay una visión en virtud de la cual ser homosexual y casarse una mujer con una mujer o un hombre con un hombre serían situaciones anómalas”.

“Acá hay quienes se sienten con el derecho de establecer que es lo bueno para la sociedad y se en que habría esa supremacía moral que evidentemente es la base de la discriminación y la base del autoritarismo”, advirtió el senador PPD.

Coloma no deja pasar los comentarios

Tras la intervención del senador Girardi (PPD), el senador Juan Antonio Coloma (UDI) no quiso quedarse callado. “No me siento reduccionista porque a alguien que tiene pene le diga hombre, ni tampoco porque a alguien que tiene vagina le diga mujer”, le dijo Coloma (UDI) a Girardi (PPD).

Coloma, en tanto, sostuvo que “pareciera que aquí están los buenos y los malos, y los malos en este caso seríamos los que dicen las cosas por su nombre. Yo no me siento ni pecador, ni equivocado, ni digno del infierno porque digo esto”.

Asimismo, agregó que “creo que el senador Girardi está equivocado, porque está instalando la lógica de que todo aquel que no piense como él es reduccionista y eso me parece muy violento desde el punto de vista moral”.

Fuente: El Demócrata

Envía tus Noticias Cristianas