Donald Trump cumple promesa de campaña e instala embajada en Jerusalén

Trump ha contentado a los votantes que considera su base, entre los cuales se incluye una gran mayoría de cristianos evangélicos, y a grandes donantes judíos.

Con el traslado este lunes de su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, el presidente, Donald Trump, conseguirá cumplir una promesa que hizo EE.UU. a Israel hace más de dos décadas, en 1995. Han tenido que pasar tres mandatario -Bill Clinton (1993-2001), George W. Bush (2001-2009) y Barack Obama (2009-2017)- para que Estados Unidos finalmente acate el compromiso que acordó bajo la Ley de la Embajada de Jerusalén, con el que reconoció a la ciudad santa como capital del Estado de Israel.

Esta ley, aprobada en la Presidencia de George Bush (padre) instó al Gobierno a trasladar entonces su embajada a Jerusalén, pero los expresidentes Clinton, Bush hijo y Obama postergaron cada seis meses su implementación alegando “los intereses nacionales” del país.

Trump hizo lo mismo por primera vez en junio, pero en diciembre, cuando se cumplía el plazo límite para volver a demorar la aplicación de esa ley, la Casa Blanca no envió ninguna orden al Congreso y el mandatario anunció que movería la sede a Jerusalén. Esta decisión, tan aclamada por el movimiento pro-israelí, ha incrementado la tensión con el bando palestino y ha desencadenado en un amplio rechazo por parte de la comunidad internacional.

 

Envía tus Noticias Cristianas