¿Por qué los evangélicos de Estados Unidos apoyan a Trump pese a sus escándalos?

"Trump ha hecho más por el movimiento evangélico que cualquier otro presidente desde la época de Ronald Reagan", afirma en entrevista con BBC Mundo el pastor latino que lo asesora.

El reverendo Samuel Rodríguez tiene una explicación simple para uno de los datos más llamativos que muestran las encuestas políticas en Estados Unidos: el sólido apoyo evangélico al presidente Donald Trump.

Pese a tantas polémicas en torno al presidente —incluidas acusaciones de infidelidades matrimoniales y conductas sexuales inapropiadas, que él niega— cerca de tres de cada cuatro evangélicos blancos en EE.UU. aprueban su gestión, según un sondeo del Centro de Investigación Pew divulgado este mes.

“Están separando la política de la personalidad”, afirma Rodríguez, quien también preside la Conferencia Nacional de Líderes Cristianos Hispanos (NHCLC, por sus siglas en inglés), la mayor organización hispano-evangélica en este país.

Desde la Casa Blanca, Trump ha tomado medidas que desvanecen la frontera entre religión y política en EE.UU.

El año pasado firmó una orden ejecutiva para facilitar la participación de grupos religiosos en campañas políticas sin perder sus beneficios impositivos yhace unos días emitió otra para aumentar la influencia de estos grupos dentro del gobierno.

Hijo de inmigrantes puertorriqueños, casado y con tres hijos, Rodríguez tiene su iglesia en Sacramento, California, y fue el primer latino evangélico en participar de una investidura presidencial en EE.UU., cuando asumió Trump el año pasado.

¿Qué esperan exactamente los evangélicos de Trump?

Uno de los principios fundamentales del movimiento evangélico mundial es el compromiso con la vida. Es la idea de que cada ser humano dentro del vientre, y fuera de él también, lleva la imagen de Dios. Y el presidente Obama hizo más para avanzar el aborto que cualquier otro presidente anteriormente.

Envía tus Noticias Cristianas